Devocionario

Devocionario confirma, en concreto, los referentes de Cuaderno de los sueños, de 2009, y Los disfraces del fuego, de 2015, libros previos al muestrario de Traducir el silencio que, tras la aparición de Cincinnati. Historia personal, de 2019, recuperan con Devocionario el diálogo con las condiciones sustanciales del decir poético. Ya lo anticipan dos de los tres apartados del índice: Traducere y Silentium. El tercero, que da nombre a la colección, no se queda en zaga e insiste, como en distintos momentos de la trayectoria lírica de Manuel Iris, en la dimensión poética del religare que convierte la plegaria en un precioso recurso de súplica y evocación. Pero, lejos de merodear la sacralidad desde el vértice del arrebato místico o el afán de trascendencia, nuestro poeta tiene en la concreción de la vida el contrapunto de un ángulo de vocalización apremiado por hallar una respuesta, una reverberación, en el dorso de la realidad. Cuestionando lo invisible e incomprensible, el poeta discurre y a veces interroga sin aspirar a una réplica. “El silencio es también una pregunta”, escribió Roberto Juarroz. El Devocionario de Manuel Iris recuerda que en poesía la palabra afirma, duda, inquiere, arraigada en la seguridad del roce con la experiencia vital.

Fragmento de la presentación El oído y son, de Jorge Ortega.


 

Su origen no lo sé, pues no le tiene,
mas sé que todo origen de ella viene,
aunque es de noche.

San Juan de la Cruz, Cantar del alma
que se huelga de conocer a dios por fe

Los presentes poemas deben ser leídos mientras
se escucha el Stabat Mater, De Arvo Pärt

JACULATORIA

Déjame ser, Poema,
el cristal de una lámpara,
el vaso de una vela.

Que tu luz me habite
y mi silencio, tuyo
la proteja.

 

MISTERIO NUESTRO

Misterio nuestro,
hermano del silencio:
jamás revelado sea tu nombre.

Venga a nosotros tu dispersada calma.

Hágase música tu voluntad
en el alma y la piel.

Danos hambre de ti.
Perdona los poemas
que pretendan revelarte.

No nos dejes caer
en nuestras propias metáforas
y líbranos, Silencio
de cualquier certeza.

 

SALVE REGINA

Dios te salve, Poesía, señora de la entrega, lugar definitivo.

A ti llamamos los desterrados, hijos del mundo. A ti pedimos
hacer nuestras preguntas.

Señora, traductora nuestra,
míranos y entréganos, en el destierro,
tu certeza indecible.

Deja que salgamos
por tu boca: háblanos
para que seamos en ti.

Para que seamos dignos
de escuchar tu melodía.

 

PLEGARIA DEL QUE INTUYE

Silencio,
concédeme la paz en la ceguera.

Que mi ignorancia sea luminosa
y que acepte los objetos, esas traducciones,
como forma en que te entregas.

Que sepa bien que más allá del misterio
todo lo que es, eres tú.

Que la flor sea traducción de la belleza
y el deseo y la muerte
sean los puentes
de un lugar a otro
de un silencio a otro
de un espacio a otro
de una verdad, de la verdad
hacia sí misma.

Que no me desespere.

Que la palabra sea el anuncio de su fin, de un sitio sin lenguaje
y sea la forma de la lentitud.

Que viva yo como la planta
que no comprende el sol
ni el porqué de la lluvia
pero intuye, agradecida,
la dulzura del fruto
que jamás morderá.

Que mi silencio aquí
vislumbre otro, permanente.

Que sea el amor la prueba del amor
y sea verdad que existes.

Así sea.

 

Calla.

Porque el silencio 
es lo contrario de la muerte.

Calla.

Escucha bien 
la letanía del polvo
la plegaria de la piedra
la manera 
en que se corresponden.

Calla.

Escucha el alma 
transparente 
de las cosas. 

 

Confesión

Desnudo frente al mar
escribo 
hablo con rabia
me rebelo:

mi voz ya no eres tú
sino mi voluntad de ti.

Un verso es una enredadera 
trepando en la música,
un cuerpo hambriento 
de su propia muerte 

(todo canto es caníbal).

Nuestra saliva
es tinta 
de la espera.

Frente al misterio

Frente al misterio es una selección de poemas pertenecientes a dos libros que son, hasta ahora, casi el total de mi obra: Los disfraces del fuego (2015) y Cuaderno de los sueños (2009).

Translating Silence

Con este libro, y con todos los que he escrito, declaro mi fe en la poesía como una triple forma de comunicación con uno mismo, los otros y la trascendencia, y mi creencia…

Cincinnati

Soy un poeta obsesionado con la belleza, la muerte y el puente que las une: el deseo. Creo fervientemente que el silencio es el lenguaje del cosmos y que todo poema es un acto …